lunes, 19 de agosto de 2013

Wimbledon, el club donde el tenis es lo que era

Los socios, vestidos de blanco, hacen uso de su membrecía en el club más histórico y exclusivo de tenis.
"A lady playing tennis"
"El tenis es un deporte de élite", uno suele escuchar. La reputación, una vez establecida, es difícil de cambiar pero, con el tiempo, muchos factores de un deporte pueden irse modernizando y acompañando a su época. Antes, el tenis era un deporte de muy pocos y muy ricos y esto se puede ver en el "Wimbledon Lawn Tennis Museum": mujeres y hombre vestidos de blanco en una casa lujosa, tomando el té con la raqueta a mano.

En 1868 nace el club de tenis más conocido desde entonces. El "All England Lawn Tennis and Croquet Club" (AELTC), en Wimbledon, ese lugar donde toda la gente de dinero y nombre iba a pegarle a la pelotita -en ese entonces blanca-, con una raqueta de madera.

Cien años más tarde, comienza la "Era Abierta" del tenis. Esta época marcaba el comienzo de una "popularización" del deporte porque, con el tiempo, cualquier niño que jugara bien al tenis y fuera ayudado por la asociación de tenis de su país podría jugar profesionalmente y, más tarde, devolver al Estado el dinero invertido. Un ejemplo de lo mucho que sirvió ese cambio al tenis: Roger Federer. Él fue uno de esos niños. El tenis dejaba de ser un deporte necesariamente de ricos.

Un martes de agosto a las 12 del mediodía y todavía vacío.
Todos los torneos de tenis se modernizaron con este revolucionario cambio, cualquiera podría comprar entradas, se dejaba de jugar vestido de blanco, los clubes de tenis no buscan tanto élite, si no que comenzaron a manejarse como empresas donde el dinero lidera, no la clases social de los miembros: precios accesibles para que la mayor cantidad de gente se asocie. Pero no todos los clubes se actualizaron, hay uno en el pequeño y pintoresco poblado del sur de Londres que mantiene el tenis "como era".

¿Por qué el tenis "es como era"? El All England Lawn Tennis Club tiene sólo 375 socios -número inamovible-, 100 socios temporales que renuevan su calidad todos los años y el pequeñisimo resto son socios honorarios. Los últimos son, entre otros, los miembros de la realeza y los campeones individuales del torneo. Si la mismísima patrona del club es la Reina Isabel II y el Presidente es el Príncipe de Reino Unido, Eduardo de Kent. Parece increíble y a la vez no tanto, ya que a lo largo de la isla británica, todo está dedicado, donado y/o presidido por la casa real de la línea Windsor.

La pista del court central, en el tratamiento posterior al torneo.
El exclusivísimo club inglés tiene más de 50 pistas de tenis. Sólo 19 se utilizan durante el torneo -por supersticiones, no existe la número trece-, 22 son para práctica, 8 son de cemento y 5 canchas indoor. Las canchas del campeonato se utilizan sólo durante esas dos o tres semanas y se riegan antes del mismo, posteriormente se dejan secar, se remueve la tierra para evitar las posibles malezas y en septiembre se cubren, hasta un par de meses antes del Grand Slam, cuando se siembra el césped, que debe medir 8 milímetros de largo. El único año que fueron renovadas inmediatamente terminado el torneo y re-utilizadas fue en 2012, por los Juegos Olímpicos de Londres, año en que el escocés comenzaba a adueñarse el pasto inglés.

El verde oscuro y el violeta, los colores del AELTC.
Al ingresar al club durante la época tranquila -es decir, las 50 semanas restantes a las del torneo-, sólo parecen caminar los escasos socios del club, su staff y los visitantes del Museo para conocer sus instalaciones, pistas y todo lo que sea posible: que no es demasiad. Los lugares "menos conocidos" que se acceden son los "tea spots" (espacios de té) exclusivos para los jugadores, la sala de conferencia de prensa, el hall de entrada de los competidores, los courts centrales y, claro, la tienda de merchandising oficial para que uno consuma aquellos objetos tan "exclusivos y preciados". De verdad, uno siente que sólo va a comprar aquellos bienes una vez en la vida y el bolsillo tiende a ablandarse, al punto de que la conciencia deba detener los impulsos consumistas del visitante... o no, como algunas familias aparentemente muy pudientes, que compran hasta pares de medias con el logo del torneo porque "sólo estás aquí una vez en la vida".

Fred Perry, último campeón inglés desde 1936.
Los miembros de la institución son un muy exclusivo puñado de personas, "peces gordos" de la sociedad londinense como directores de bancos, miembros de la realeza, empresarios millonarios y jugadores ex campeones. Una de las cuestiones más curiosas del club es que para llegar a ser socio, la persona debe ser "recomendada" por cuatro miembros plenos que deben conocer al solicitante por un mínimo de tres años antes; allí la persona pasa a la larga lista de espera. La elitista comisión del club elige a los nuevos socios, si y sólo sí algún miembro se da de baja. Está de más aclarar que, siendo tan difícil entrar, son escasas las personas que se van del club. De hecho, la mayor causa de que surja una vacante es porque un miembro ha muerto. Uno de los grandes beneficios de ser socio del club, además de tener el "honor y la posibilidad de jugar vestido de blanco en aquellas verdes canchas" y codearse con "gente como ellos", es poder comprar hasta dos entradas por día durante el campeonato -si no se es socio, obtener entradas es algo así como ganar la lotería, ya que no son caras, si no muy difíciles de conseguir-.

Tener la posibilidad de conocer el club, ver aquellas canchas, caminar y admirar -sin pisar- aquel césped es una experiencia maravillosa. Pero, al menos para quien escribe este artículo y tuvo la oportunidad de experimentarlo, lleva a pensar: ¿Realmente quiero volver? Es que da la sensación, a medida que se va conociendo más acerca del torneo y el club, que es mucho el esfuerzo de un puñado de personas de ser "más" que los demás: tener más acceso, tener más exclusividad. Como si ser pocos y de cierto entorno social, los hiciera únicos y dignos de algo que el resto, no es.

Es positivo descubrir que no es así en todos los torneos y clubes, y que, aunque todavía le falte muchísimo por mejorar a quienes juegan y dirigen el tenis, de a poco se vaya saliendo de esa ridícula y hermética burbuja que no hace sino generar prejuicios y diferencias entre los deportistas y, en realidad, todas las personas.
 
El Court Central en pleno agosto... adivinen, ¿dónde está el box de la Realeza británica? (Sí, es la platea cubierta).


lunes, 13 de febrero de 2012

Argentina superó a Alemania


Jaite, Zabaleta, Nalbandian, Arguello, Monaco y Chela. (Foto: www.daviscup.com)

Así empezó la racha de Martín Jaite (nuevo capitán de Copa Davis) y su co-capitán, Mariano Zabaleta. 3 a 0 y sin mayores dificultades, de hecho, los 4 jugadores parecen más contentos que nunca con sus nuevos capitanes.

El viernes, el primer single arrancó de la mano de Juan "Pico" Mónaco, que derrotó a Philipp Petzschner de manera aplastante en un trilple 6-3. Luego era el turno de David Nalbandián, que empezó el partido incómodo, errático y frente a un Florian Mayer resuelto e impecable, que se ponía 6-2 arriba. David perdió el primer set, pero no iba a dejar las cosas así. El unquillense mejoró su juego, se acomodó en una cancha que luego criticó como "incómoda, de mala calidad, irregular y de malos piques" y puso las cosas a su favor, para derrotar al alemán por 2-6, 6-0, 6-1 y 7-6(5).

El abanderado y el doblista, expertos en Copa Davis.
Foto: www.daviscup.com
El sábado, los papeles decían que iban a jugar Schwank/Chela contra la dupla alemana Haas/Petzschner, pero no era nada seguro y Jaite aseguró que hablaría con David, ya que su partido del viernes no había sido largo, sino de puntos cortos y poca tensión. Así fue, entonces, que el abanderado David Nalbandián se sumó a Eduardo Schwank el sábado para liquidar la serie. Con un durísimo comienzo, los alemanes amenazaron con llevar el suspenso al domingo, colocando el marcador 6-3 y 6-4 a su favor. Pero David y Eduardo levantaron el nivel y se tornaron imbatibles, ganando los sets siguientes por 6-4, 6-3 y 6-4.

La primera ronda, entonces, fue ampliamente superada, pero como dice Nalbandián "ya son 12 años consecutivos que no perdemos una primera ronda, preferiría ganarla de una vez a la Copa y después descender".

Aunque el sábado ya se resolvió la cuestión, el domingo jugaron Juan Ignacio Chela versus Florian Mayer, superándolo el porteño por 7-5, 7-5. El especialista en dobles, Eduardo Schwank, culminó la jornada perdiendo frente a Cedrik-Marcel Stebe por 7-6(1) y 7-5.

¿Cómo sigue el camino a la Ensaladera de Plata?
El próximo rival a vencer será Croacia, que derrotó a Japón por 3 a 2, de visitante, y tendrá que venir a Argentina para la segunda ronda.

Argentina va por el buen camino y no hay dudas de que es uno de los grandes candidatos en este 2012 para ganar, por primera vez en la historia del país, esa dichosa Ensaladera. La única duda es si Juan Martín Del Potro, en algún punto del 2012, dejará de lado su carrera personal para hacerse cargo de obtenerla.

viernes, 16 de diciembre de 2011

La bienvenida y una "pena"

Zabala y Jaite, los nuevos capitanes.
La Copa Davis dejó a su paso la decisión de la Asociación Argentina de Tenis de elegir un nuevo Capitán. Las opciones oscilaban entre los canditatos Martín Jaite y Marianos Zabaleta y las novedades parecen demostrar que el primero será el elegido, aunque ayudado por el tandilense. Jaite es una opción aceptada y hasta pedida por los jugadores que componen la legión argentina.

Ya dimos una buena repasada a lo que fue y una mirada al futuro sobre lo que se espera para el 2012, que parece traer grandes ilusiones, más si sabemos que el que llevará adelante el equipo es uno que los jugadores apoyan, aprecian y hasta "tiraron" como opción.


Martín Jaite llegó a ser número 10 del mundo hace algunas décadas y hace rato viene siendo el candidato, no sólo por su experiencia y el hecho de que siga en la órbita del tenis y la organización de torneos, sino porque los jugadores lo piden y lo consideran como un probable buen capitán.

Nalbandian con su ex entrenador y actual capitán, Jaite.
Lo que es necesario aclarar y conocer, sobretodo con respecto al equipo argentino, es la tarea del capitán. Según varios jugadores requiere un seguimiento durante el año, una mayor y más cercana relación entre las partes. Martín Jaite cumple con esas condiciones. Lo que el capitán deberá aprender es a fundir su papel con el papel del líder nato que ya tiene el equipo, que es David Nalbandian. Sin dudas no es algo fácil, pero dependerá de dejar el ego de lado, de aprender a poner las cosas en su lugar y a la vez dejar que las cosas se mezclen un poco, que sean de la mejor manera, no de una manera única e imposible de desestructurar. Evidentemente no es una tarea fácil aquella, incluso lo vemos reflejado en las críticas hacia el anterior capitán Modesto "Tito" Vázquez, quien, ahora más que nunca, sacó a relucir exactamente esas dificultades. 

Tito se fue con un crítico adiós.
En sus declaraciones finales, en las que anunciaba ya conocer que el contrato suyo no sería actualizado, Vázquez sacó "los trapitos al sol" en cuanto a sus dificultades con el líder cordobés. Dice haber tenido "diferencias con David en Suecia y las sigo teniendo, pero aprendimos a convivir. No le di el lugar que él quería. Que el equipo baile al ritmo de un jugador no me sirve". En las siguientes palabras del ex Capitán, vimos la clara contrariedad de opiniones entre "Tito" y David: "lo más complejo es que los jugadores incorporen quién es uno. Creo que hay que mantener una distancia. No comparto muchas de las cosas que pretendía él del liderazgo, no lo veo a él como un líder positivo, lo traté siempre como a uno más del equipo".

Como siempre en Argentina las cosas no pueden quedar adentro, en la interna y los problemas así están en boca de todos y se pierde el foco. Y ya comenzaron las disparidades, de hecho, el ex jugador Luis Lobo, dijo "darle pena" lo que el ex capitán declaró. Pero en realidad, ¿A quién le incumbe verdaderamente que David y Modesto no se llevaran de maravillas? ¿De qué sirven estos datos tan personales del equipo? Las respuestas probablemente sean "a nadie" y "de nada". Porque no deberíamos perder el tiempo tratando de sacarnos las culpas y buscando culpables, ser un verdadero líder también significa seguir adelante y buscar soluciones. Esperemos que esta vez, y por primera vez, las cosas, en vez de convertirse en un mar de críticas y opiniones, salgan adelante y se busque sólo el enfoque en Alemania 2012.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Un 2012 prometedor.

El 2011 fue un gran año, pero nos esperan otros mejores.
¿Vázquez continuará como Capitán?
El 2011, aunque haya pasado sólo un día de la final, ya pasó si se habla de Copa Davis. El año que viene tiene ciertas incertidumbres, la principal quizás es si seguirá como Capitán el Sr. Modesto "Tito" Vázquez. Pero hay ciertos detalles que parecen demostrar que el 2012 puede llegar a ser un buen año, sino El Año para la Argentina. Nada está dicho ni escrito en piedra, pero sin dudas hay cosas que hacen incrementar las esperanzas.

Nalbandian y Schwank un descubrimiento gordo.
Lo principal es el hecho de que el equipo está encontrando una madurez que, quizás anteriormente, le faltaba, en especial si hablamos de Juan Martín Del Potro, a quien vemos más consolidado y sin dudas recuperando ese tenis que, muy probablemente el año que viene, vuelva a su mejor y más temido nivel. David Nalbandian que tiene bajo la galera la capacidad de engrandecerse en los eventos de Davis, nadie sabe cómo, pero sí porqué: por su amor a la camiseta. Además es un equipo que superó adversidades, lo vemos en su Capitán, tan criticado al principio y ahora demostrando estar altamente capacitado para llevar adelante a este equipo y llevarlo a grandes cosas. Lo esencial, aunque muchos no lo vean, de tener un doblista especializado, algo que por muchos años no tuvimos, no porque no hubieran (Etlis, Rodríguez, Hood, Prieto, Arnold, entre otros), sino porque nunca fueron aprovechados para asegurar el punto del sábado, como si hubiera sido menospreciado y subestimado. El hecho de tener a un Eduardo Schwank en compañía de Nalbandian es realmente un capital que no podemos subestimar. Por último, un detalle que hace al equipo, pero que es externo, de alguna manera, es el público, esa hinchada argentina que da una ventaja notable; el hecho de ser locales en cualquier lugar del mundo. Este es un hecho, que, además se incrementa con el tiempo y la cohesión del equipo argentino.

Mapa del Grupo Mundial 2011.
Ahora bien, los valores a nivel interno son mayores y mejores que hace algunos años, la madurez, ya lo dijimos también; pero hay otros factores que hacen que el 2012 sea un año altamente favorable. El hecho que lo hace tan clave, es que, al haber enfrentado a los grandes equipos de visitantes durante este año y los pasados, se logra que, luego de enfrentar en febrero a Alemania de local, quedan los enormes rivales como España, Serbia, Francia, Estados Unidos a enfrentar en casa, con la superficie que más nos convenga a nosotros y menos a ellos; además otros rivales, quizás no tan duros, pero sí no subestimables, son República Checa, Croacia, Bélgica, Suecia y Rusia, todos futuros rivales de local. Los únicos países que, frente a Argentina, gozan de ser locales son Kasakhstán, Rumania y Alemania, nuestro próximo rival de primera ronda 2012.

Un equipo que, al contrario de otros años, no dejó dudas.
Para concluir, ya enumeramos todas las cosas que hacen que Argentina tenga muy buenas posibilidades de ganar la Ensaladera, pero recordemos que esto es un análisis, nada más, y que en el tenis, en definitiva, para levantar la Copa, hay que ganar los partidos; ya tenemos claro que con las probabilidades no se llega a ningún lado, que la camiseta no gana sola y que es necesario la individualidad de los jugadores, unida para conformar un equipo cuyo objetivo sea claro y planificado. Los factores son posivitos, por lo tanto requieren, más que nunca, de una metódica y dedicada preparación. A no dormirse en los laureles.

La lógica ganó

España dueño por quinta vez de la Ensaladera de plata.

Delpo desconsolado y su equipo dándole ánimo.
En Sevilla, la final de Copa Davis entre Argentina y España dio como resultado lo que la mayoría consideraba probable. Argentina jugaba de visitante, en cancha de polvo de ladrillo -superficie que no es preferida por nuestros dos bastiones David Nalbandian y Juan Martín Del Potro-, contra el rival más duro del momento en Copa Davis, teniendo en frente al mejor jugador de tierra batida el mundo, Rafael Nadal y a uno de los que está pasando por su mejor año tenístico, David Ferrer. Sin dudas, nadie puede negar que las cosas eran muy complicadas de superar.

5000 argentinos que hicieron presente a todo un país.
Es cierto todo eso, aunque también es verdad que 5000 argentinos se vistieron de celeste y blanco para transformar el status de visitante, a sentir que el estadio era casi argentino. Está claro que ese número de argentinos es suficiente para hacer igual o más ruido que más de 18500 españoles juntos. Son esas cosas las que hacen que Argentina sea uno de los rivales más duros el momento. Juan Martín Del Potro, que el domingo le quitaba un set a Nadal, haciendo temblar su tablero, incluso luego de haber jugado casi 5 horas contra Ferrer el viernes. David Nalbandian, que junto a Eduardo Schwank, hicieron imposibles las chances de Verdasco y López, esos dos zurdos que en 2008 se encargaron de obtener la Ensaladera en Mar del Plata.

Nalbandian y Schwank llevándose el único punto.
Aunque hayamos perdido ya por cuarta vez esa final, sin poder llevarnos el añorado título a casa, tenemos que estar orgullosos de ciertas cuestiones claves que hacen que nuestro país sea temido rival y probable campeones en el futuro. Nuestra localía en todo el mundo. La gran individualidad que es Juan Martín Del Potro, sobretodo considerando que está volviendo cada vez más a su mejor tenis. Esa bandera que es David Nalbandian, contrario a esas individualidades que juegan increíble todo el año pero no rinden en la David, léase un Roger Federer, el unquillense es capaz de sacar siempre lo mejor de sí en la Davis, sin importar en dónde o contra quien,dando vuelta todas las teorías y probabilidades. Él debe ser, sin dudas, uno de los jugadores que ningún rival en Copa Davis quiere enfrentar.

Resumiendo, la serie se perdió 3 a 1. El viernes Nadal venció a Mónaco y Ferrer a Del Potro. El sábado Nalbandian/Schwank derrotaron a Verdasco/López y el domingo Delpo no pudo con Rafael Nadal. Es decir, se dio la lógica, ella venció. Veremos el año que viene cuál es la lógica y si ella vence o es vencida.