viernes, 16 de diciembre de 2011

La bienvenida y una "pena"

Zabala y Jaite, los nuevos capitanes.
La Copa Davis dejó a su paso la decisión de la Asociación Argentina de Tenis de elegir un nuevo Capitán. Las opciones oscilaban entre los canditatos Martín Jaite y Marianos Zabaleta y las novedades parecen demostrar que el primero será el elegido, aunque ayudado por el tandilense. Jaite es una opción aceptada y hasta pedida por los jugadores que componen la legión argentina.

Ya dimos una buena repasada a lo que fue y una mirada al futuro sobre lo que se espera para el 2012, que parece traer grandes ilusiones, más si sabemos que el que llevará adelante el equipo es uno que los jugadores apoyan, aprecian y hasta "tiraron" como opción.


Martín Jaite llegó a ser número 10 del mundo hace algunas décadas y hace rato viene siendo el candidato, no sólo por su experiencia y el hecho de que siga en la órbita del tenis y la organización de torneos, sino porque los jugadores lo piden y lo consideran como un probable buen capitán.

Nalbandian con su ex entrenador y actual capitán, Jaite.
Lo que es necesario aclarar y conocer, sobretodo con respecto al equipo argentino, es la tarea del capitán. Según varios jugadores requiere un seguimiento durante el año, una mayor y más cercana relación entre las partes. Martín Jaite cumple con esas condiciones. Lo que el capitán deberá aprender es a fundir su papel con el papel del líder nato que ya tiene el equipo, que es David Nalbandian. Sin dudas no es algo fácil, pero dependerá de dejar el ego de lado, de aprender a poner las cosas en su lugar y a la vez dejar que las cosas se mezclen un poco, que sean de la mejor manera, no de una manera única e imposible de desestructurar. Evidentemente no es una tarea fácil aquella, incluso lo vemos reflejado en las críticas hacia el anterior capitán Modesto "Tito" Vázquez, quien, ahora más que nunca, sacó a relucir exactamente esas dificultades. 

Tito se fue con un crítico adiós.
En sus declaraciones finales, en las que anunciaba ya conocer que el contrato suyo no sería actualizado, Vázquez sacó "los trapitos al sol" en cuanto a sus dificultades con el líder cordobés. Dice haber tenido "diferencias con David en Suecia y las sigo teniendo, pero aprendimos a convivir. No le di el lugar que él quería. Que el equipo baile al ritmo de un jugador no me sirve". En las siguientes palabras del ex Capitán, vimos la clara contrariedad de opiniones entre "Tito" y David: "lo más complejo es que los jugadores incorporen quién es uno. Creo que hay que mantener una distancia. No comparto muchas de las cosas que pretendía él del liderazgo, no lo veo a él como un líder positivo, lo traté siempre como a uno más del equipo".

Como siempre en Argentina las cosas no pueden quedar adentro, en la interna y los problemas así están en boca de todos y se pierde el foco. Y ya comenzaron las disparidades, de hecho, el ex jugador Luis Lobo, dijo "darle pena" lo que el ex capitán declaró. Pero en realidad, ¿A quién le incumbe verdaderamente que David y Modesto no se llevaran de maravillas? ¿De qué sirven estos datos tan personales del equipo? Las respuestas probablemente sean "a nadie" y "de nada". Porque no deberíamos perder el tiempo tratando de sacarnos las culpas y buscando culpables, ser un verdadero líder también significa seguir adelante y buscar soluciones. Esperemos que esta vez, y por primera vez, las cosas, en vez de convertirse en un mar de críticas y opiniones, salgan adelante y se busque sólo el enfoque en Alemania 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario