lunes, 5 de diciembre de 2011

Un 2012 prometedor.

El 2011 fue un gran año, pero nos esperan otros mejores.
¿Vázquez continuará como Capitán?
El 2011, aunque haya pasado sólo un día de la final, ya pasó si se habla de Copa Davis. El año que viene tiene ciertas incertidumbres, la principal quizás es si seguirá como Capitán el Sr. Modesto "Tito" Vázquez. Pero hay ciertos detalles que parecen demostrar que el 2012 puede llegar a ser un buen año, sino El Año para la Argentina. Nada está dicho ni escrito en piedra, pero sin dudas hay cosas que hacen incrementar las esperanzas.

Nalbandian y Schwank un descubrimiento gordo.
Lo principal es el hecho de que el equipo está encontrando una madurez que, quizás anteriormente, le faltaba, en especial si hablamos de Juan Martín Del Potro, a quien vemos más consolidado y sin dudas recuperando ese tenis que, muy probablemente el año que viene, vuelva a su mejor y más temido nivel. David Nalbandian que tiene bajo la galera la capacidad de engrandecerse en los eventos de Davis, nadie sabe cómo, pero sí porqué: por su amor a la camiseta. Además es un equipo que superó adversidades, lo vemos en su Capitán, tan criticado al principio y ahora demostrando estar altamente capacitado para llevar adelante a este equipo y llevarlo a grandes cosas. Lo esencial, aunque muchos no lo vean, de tener un doblista especializado, algo que por muchos años no tuvimos, no porque no hubieran (Etlis, Rodríguez, Hood, Prieto, Arnold, entre otros), sino porque nunca fueron aprovechados para asegurar el punto del sábado, como si hubiera sido menospreciado y subestimado. El hecho de tener a un Eduardo Schwank en compañía de Nalbandian es realmente un capital que no podemos subestimar. Por último, un detalle que hace al equipo, pero que es externo, de alguna manera, es el público, esa hinchada argentina que da una ventaja notable; el hecho de ser locales en cualquier lugar del mundo. Este es un hecho, que, además se incrementa con el tiempo y la cohesión del equipo argentino.

Mapa del Grupo Mundial 2011.
Ahora bien, los valores a nivel interno son mayores y mejores que hace algunos años, la madurez, ya lo dijimos también; pero hay otros factores que hacen que el 2012 sea un año altamente favorable. El hecho que lo hace tan clave, es que, al haber enfrentado a los grandes equipos de visitantes durante este año y los pasados, se logra que, luego de enfrentar en febrero a Alemania de local, quedan los enormes rivales como España, Serbia, Francia, Estados Unidos a enfrentar en casa, con la superficie que más nos convenga a nosotros y menos a ellos; además otros rivales, quizás no tan duros, pero sí no subestimables, son República Checa, Croacia, Bélgica, Suecia y Rusia, todos futuros rivales de local. Los únicos países que, frente a Argentina, gozan de ser locales son Kasakhstán, Rumania y Alemania, nuestro próximo rival de primera ronda 2012.

Un equipo que, al contrario de otros años, no dejó dudas.
Para concluir, ya enumeramos todas las cosas que hacen que Argentina tenga muy buenas posibilidades de ganar la Ensaladera, pero recordemos que esto es un análisis, nada más, y que en el tenis, en definitiva, para levantar la Copa, hay que ganar los partidos; ya tenemos claro que con las probabilidades no se llega a ningún lado, que la camiseta no gana sola y que es necesario la individualidad de los jugadores, unida para conformar un equipo cuyo objetivo sea claro y planificado. Los factores son posivitos, por lo tanto requieren, más que nunca, de una metódica y dedicada preparación. A no dormirse en los laureles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario